Instituciones y sector toman medidas para hacer frente al Covid 19 ante la llegada de personas trabajadoras temporeras en las campañas agrícolas de 2020

La actividad de recolección de los productos agrarios y la presencia en diferentes zonas geográficas de Euskadi de un importante número de personas trabajadoras temporales agrarias han llevado a las instituciones vascas, así como al sector primario a adoptar medidas preventivas específicas para reducir el riesgo de contagio del COVID 19 y así garantizar también el normal desarrollo de las campañas agrícolas.

Con todo ello es necesario el mantenimiento de las medidas de prevención y la ampliación de las mismas para hacer frente con mayor eficacia a la COVID-19, resultando imprescindible conocer con mayor detalle las previsiones de demanda de trabajo temporal agrario para poder realizar una gestión adecuada de las pruebas sanitarias pertinentes a realizar (PCRs).

Esta situación, ha hecho necesario el diseño por parte del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras y del Departamento del Salud del Gobierno Vasco, de una Orden así como de un Protocolo de Actuación en materia de seguridad higiénico-sanitaria para explotaciones agrarias, elaborada ésta última por Osalan, donde se detallan las buenas prácticas a implementar en las empresas agrarias que vayan a contratar a personas trabajadoras de temporada y en los alojamientos proporcionados a ellas, para prevenir la transmisión y la infección por el COVID-19 entre el personal trabajador.

Objetivo de la Orden

La Orden tiene por objeto establecer la obligación de declarar las contrataciones vigentes y las previsiones de contratación de personas trabajadoras, bien las contraten directamente o a través de empresas intermediarias, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia COVID-19 en Euskadi.

Con el objetivo de proteger la salud de la ciudadanía, el Departamento de Salud establecerá las actuaciones de control y seguimiento sanitario de las personas trabajadoras temporeras en las campañas agrícolas de 2020 y definirá, para ello, las pruebas que considere oportunas. Asimismo, se encargará de que se adopten las medidas de aislamiento oportunas de las personas contagiadas por el virus, así como a sus contactos estrechos. También apoyará al Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras, en colaboración con las entidades locales y forales, para habilitar espacios para el aislamiento de personas que sean casos de COVID-19 o que hayan estado en contacto estrecho con personas contagiadas y se requiera su cuarentena.

Consulta la noticia aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *